Recomendaciones al contratar una reforma de cocina o baño

Recomendaciones al contratar una reforma de cocina o baño

 

A quien no le gustaría vivir en una casa reformada a la medida, con el estilo y los muebles que más nos agradan. Creo que la respuesta la conocemos bien. Pero lo cierto es que no siempre se logra lo que queremos, en especial cuando no contratamos a la empresa de reformas que completará con integridad nuestro proyecto.

Por esta razón, lo ideal es seguir algunas recomendaciones al contratar una reforma de cocina y baño. Así evitaremos malos entendidos y malos ratos.

recomendaciones-al-contratar-una-reforma-de-cocina-o-bano

Sigue estas recomendaciones al contratar una reforma de cocina o baño

Ahora bien, como cada cabeza es un mundo, siempre será necesario tener bien en claro que es lo que se quiere obtener de la reforma, ya sea de cocina o de baño. Por lo que, lo primero que debes hacer es anotar todas tus necesidades.

1. Ten en cuenta tus necesidades

Esta tarea es muy sencilla cuando el piso de la cocina o del baño están desactualizados. Pero esta tarea de conocer bien tus necesidades, va más allá de escoger el tipo de piso que suplantará al actual. En esta lista debes anotar todo lo que necesitas, desde el cambio de las instalaciones deficientes, la instalación de nuevas fuentes de luz, los colores a utilizar, una nueva distribución.

Lo que sea que tengas en mente anótalo. Considera que tipo de suelo quieres, que muebles de baño o de cocina, qué tipo de grifería, la cantidad de electrodomésticos para considerar nuevas instalaciones eléctricas, qué tipo de iluminación, qué colores, en fin, cada uno de tus requerimientos para la nueva reforma.

Y si se presenta algún problema o has observado alguno en los espacios a reformar, no te preocupes, recuerda que no serás tú quien deba darles solución a estos problemas. Tan solo deberás plantearlo y el encargado de la reforma dará la solución propicia.

2. Haz cálculos previos antes de hacer un contrato

Por otra parte, una opción que podría ayudarte a tener una idea de cuánto costará la reforma que tienes pensada hacer, es hacer los cálculos en línea. Hay varios calculadores de reformas gratuitos que te darán una idea aproximada del precio de tu reforma. Para poder tener un cálculo preciso, será necesario tener en claro las dimensiones.

De igual modo, será necesario pedir un presupuesto a cada empresa de reformas candidata a realizar la obra. Comparar diferentes presupuestos, no solo fijándote en el monto global, sino detallando lo que se ofrece en cada partida, te permitirá escoger esa empresa que te ofrece realmente lo que estás buscando.

3. Escoge un verdadero profesional para llevar a cabo tu reforma

Otro factor sumamente importante, será el profesional que elijas para llevar a cabo tu reforma. Podrás encontrarlo en línea o te lo pudiera recomendar un amigo. Sea cual sea tu elección, la mejor opción siempre será elegir una empresa de reformas con amplia trayectoria y experiencia, con buenos comentarios de sus clientes.

Además, al escoger una empresa de reformas profesional, garantizarás toda la mano de obra requerida en un solo lugar. Así evitarás tener que contratar 3 profesionales diferentes por reforma. Eso sí, escoge la empresa que te ofrezca mayores beneficios.

Es decir, que tenga realmente en cuenta tus gustos y necesidades, y que, además, redacte un contrato detallado antes de comenzar la obra. De este modo se evitarán las discusiones infructuosas o las contradicciones entre ambas partes. Este punto debes considerarlo seriamente cuando tu casa es antigua y quieres reformarla.

Pues, en este tipo de reformas suelen aparecer más vicios ocultos, por lo que es sumamente necesario aclarar con la empresa de reformas como ha de tratarse ese tipo de situaciones.

Asimismo, debes también considerar escoger los profesionales con los que te hayas sentido más a gusto con su trato. Recuerda que este equipo estará trabajando en tu casa por aproximadamente dos semanas, lo mejor será llevar el proceso de una manera amigable y muy cordial. Solamente así, tu reforma será una experiencia realmente grata.

Es más, tener un trato agradable con los profesionales te hará mucho más sencillo decir cuando algo no te gusta o no te satisface del todo aún en medio de la construcción, cuando se puede revertir el entuerto. Siempre será mejor hacer los cambios y los ajustes necesarios antes de avanzar con una obra que no será de tu agrado.

4. No olvides los permisos de obra necesarios para llevar a cabo la reforma

Muchas personas se han visto obligadas a revertir las reformas de su hogar por no pedir los permisos de obra necesarios o por no querer hacerlo. Si este último es tu caso, permítenos aclararte que la mayoría de los permisos de obra son muy fáciles de tramitar. De hecho, el profesional encargado de la reforma se encargará muchas veces de gestionar las licencias necesarias.

Sin embargo, si prefieres hacerlo por tu cuenta, podrás ir al ayuntamiento a hacer todas las preguntas pertinentes. Vale la pena señalar que esas licencias no son ni costosas, ni complejas. De hecho, contar con las licencias pertinentes te permitirá llevar a cabo la obra sin que los vecinos te molesten por el ruido.

Ahora bien, tras seguir estas recomendaciones, estarás listo para echar manos a la obra. Solo te queda tener paciencia para abordar las dificultades que se presenten en el proceso, si se suscitara alguna. Si tienes todo bien planificado y habéis contratado al mejor equipo de profesionales de reformas, no te preocupes, que estás a un par de semanas de tener tu baño o cocina de ensueño.