Todo lo que necesitas saber antes de contratar una reforma

Todo lo que necesitas saber antes de contratar una reforma

Una reforma en cualquier espacio de nuestra casa, implica un cambio relevante y una inversión importante de dinero. Con el fin de evitar los errores y los futuros descontentos, es necesario que tengas en cuenta una serie de factores que determinará el éxito o el fracaso de tu reforma. Por ello, te invitamos a descubrir todo lo que necesitas saber antes de contratar una reforma.

 

todo-lo-que-necesitas-saber-antes-de-contratar-una-reforma

 

¿Qué es todo lo que necesitas saber antes de contratar una reforma?

Contratar una empresa de reformas para llevar a cabo alguna remodelación en tu hogar es una decisión que no se debe tomar a la ligera. Debes plantearte realizar una serie de comprobaciones para certificar el trabajo de esa empresa de reforma que tienes en mente antes de contratar sus servicios.

Eso sí, antes de contactar a una empresa para sí quiera pedir un presupuesto, necesitas tener muy claras tus ideas. Planifica que tipo de proyecto quieres realmente llevar a cabo y todo lo que este implica. Ten en cuenta que, si planificas la reforma previamente, podrás evitarte sorpresas con esos imprevistos que normalmente surgen durante una obra.

Incluso, puedes imaginarte el resultado final y jugar un poco con las distribuciones con herramientas que han sido creadas para diseñar interiores. Podrás levantar, desplazar o eliminar muros, colocar muebles entre otras cosas que te darán una idea más cercana de lo que obtendrás en tu reforma.

Teniendo ya el proyecto en mente, podrás pedir un presupuesto un poco más apegado al precio que la empresa te dé inicialmente. Pero, antes que nada, queremos recomendarte que no sea ese precio inicial el que te atraiga, sino que la empresa de reformas cumpla con lo siguiente:

1.      Referencia de trabajos anteriores

Una de las cosas más importantes al contratar una empresa de reformas, es la experiencia que esta pudiera tener. La garantía de sus trabajos debe estar basada en el número de clientes satisfechos a lo largo de su trayectoria.

Esta empresa debe poder demostrar a través de fotografías los resultados de las reformas llevadas a feliz término. Pues en tales fotografías podrás fijarte en qué tipo de estilo son expertos, que tipo de materiales utilizan y la calidad de sus acabados. Sin lugar a dudas, la referencia a trabajos anteriores habla mucho mejor de la empresa que los mismos empleados.

2.      Equipo de trabajo multidisciplinario

Asimismo, la empresa de reformas escogida debe estar tan especializada en reformas que se haya tomado el trabajo de conformar un equipo de empleados verdaderamente cualificados. Estos equipos multidisciplinarios cuentan con arquitectos, arquitectos técnicos, aparejadores, diseñadores de interiores, fontaneros, albañiles, electricistas y proveedores contrastados.

Es sumamente importante conocer quien realmente forma parte de la empresa y quien no, y evitar esas empresas de reformas que tienden a subcontratar servicios y que pudieran generar retrasos en la obra. Y no es que sea un problema la subcontratación, pero ciertamente las garantías de un buen servicio se diluyen.

3.      Medios y recursos necesarios para llevar a cabo la reforma de principio a fin

Además de contar con los especialistas, la empresa de reformas debe poder contar con todo el equipo necesario para completar cada uno de los procesos de la reforma, desde la demolición hasta que se termine de instalar cada uno de los estantes.

Pues, es muy desalentador saber que los reformistas se presenten en tu casa con las manos vacías, esperando que seas tú quien consiga todo el equipo que necesitan para comenzar a trabajar.

Por ello es de vital importancia contratar empresas de reforma con trayectoria, que tengan su propio espacio de trabajo donde puedan recibirte y a la vez transmitirte toda la confianza de que son una empresa cuyo servicio te será prestado de una manera responsable con acabados de la más alta calidad.

4.      Acepta un contrato que contemple condiciones vinculantes

Una vez que hayas dado con esa empresa de reformas que cumple con todas las cualidades mencionadas, igualmente te invitamos a hacer un contrato que contemple condiciones vinculantes para ambas partes, para asegurar así de que queden estipuladas todas tus prioridades antes de comenzar la reforma.

Veamos a continuación algunos ejemplos de las condiciones habituales que le puedes plantear a la empresa de reformas escogida:

  • Fecha de inicio y finalización de la obra. Puedes junto a la empresa dejar bien en claro la fecha la que se comenzará realmente la obra y la fecha en la que las mismas culminarán, incluso puedes añadir una cláusula de penalización para cuando se sobrepase la fecha prevista.
  • Responsabilidad de daños. Deja por sentado que todos los desperfectos que sean causados por los trabajadores en los materiales que ya estén instalados, deberán serán reparados sin coste adicional.
  • En caso de imprevistos. Cualquier imprevisto que pudiera surgir y que sume valor al presupuesto, debe enviarse por escrito. Asimismo, solo se podrá llevar a cabo una vez que la aceptación se reciba por escrito también.
  • Con respecto a reciclaje de materiales. No se incluirán los materiales anteriores o usados sin haber una notificación de por medio, pues la garantía de los mismos es inferior a la de los materiales nuevos.

Puedes además exigir que el presupuesto señalado incluya el precio medio de los materiales señalados y para qué tipo de material funciona mejor. Fíjate también en que el presupuesto incluya la tasa de ocupación de vía pública por el alquiler del contenedor para los escombros.

De igual modo te aconsejamos verificar que el presupuesto incluya la garantía de los materiales y de la obra. Y, no aceptes ningún pago inicial mayor al 25% del coste de la obra. Siguiendo todos estos consejos, podrás asegurarte de que tu reforma tendrá un feliz término.