Precio para reformar una cocina

Precio para reformar una cocina

Una de las estancias que más sufre modificaciones es la cocina. Esto se debe básicamente a dos razones: la cocina es una de las estancias con mayor uso de la casa y es la que más expuesta se encuentra al daño por humedades. Pero de esta eventualidad lo que más preocupa es el precio para reformar una cocina.

Por esta razón es importante conocer cuáles son los factores que pudieran afectar dicho precio, y lo necesario para tomar las mejores decisiones en cuanto a todos los elementos que serán parte del proceso de reforma para calcular un presupuesto que se ajuste a nuestros bolsillos.

Sigue leyendo y descubre junto a nosotros lo que necesitas saber sobre el precio para reformar una cocina.

precio-para-reformar-una-cocina

¿De qué depende el precio para reformar una cocina?

Muchos son los factores que influyen en el precio para reformar una cocina, comenzando por el tamaño de la misma y la calidad de los materiales que escojamos para sustituir los elementos que la componen.

De igual modo, un cambio de la instalación eléctrica o en la fontanería también afecta el precio de la reforma considerablemente, pero, en las viviendas antiguas se convierte en un gasto ineludible, en especial si esperas que la reforma que estás por realizar dure unos cuantos años.

Además, el estilo, los gustos y las necesidades del cliente, dan características especiales a la obra a realizar, por lo que considerar que existe un precio único para reformar una cocina resulta muy inexacto.

Si estimamos un aproximado, el precio para reformar una cocina de unos 7 m², utilizando materiales de calidad media se ubica entre los 6000 y 9000 €.

Dentro del presupuesto se incluye todo lo que implica el proceso de reforma, como los trabajos de demolición y desescombro, los revestimientos, el mobiliario, la instalación de los muebles y electrodomésticos y la reforma de las instalaciones de agua y luz.

precio-para-reformar-una-cocina

Precios para reformar una cocina. Trabajos en elementos clave

Abrir la cocina al salón

Uno de los trabajos más solicitados a la hora de realizar una reforma de cocina es abrirla al salón. Con este tipo de trabajo se genera una sensación mayor de amplitud y, en caso de las cocinas pequeñas, permite liberar espacio para añadir muebles para el almacenaje o para comer a la estancia.

En este tipo de trabajos es necesaria la evaluación de un arquitecto que pueda asegurar la viabilidad de la obra. Y, dependiendo de la pared que se requiera demoler, hará falta solicitar un permiso al ayuntamiento.

Instalar una isla en la cocina

Otro elemento muy solicitado en una reforma parcial o integral de cocina es la isla. Aunque es un elemento que facilita mucho el trabajo en la cocina, es una reforma que en la mayoría de los casos implica un coste mayor de obra. En especial si en ella ha de instalarse el fregadero o la placa, que, en tales casos, será necesario modificar la instalación de fontanería o la eléctrica.

Además de la instalación de una campana al techo. Sin embargo, también hay instalaciones de islas más sencillas, cuando la funcionalidad de la misma solo incluye el área de trabajo o la zona para comer.

Dado el tipo de trabajo, el coste del mismo dependerá entonces del uso que se le dará a la isla y de los materiales utilizados para conseguirla.

Cambiar las encimeras

Las encimeras son por excelencia la zona de trabajo, por lo que siempre será necesario escoger materiales de excelente calidad para las mismas, y, sobre todo, que sean fáciles de limpiar. Las encimeras laminadas son las más económicas, pero son resistentes y su mantenimiento es poco. Este tipo de encimeras cuesta alrededor de unos 25 €/m lineal.

Le siguen en valor las de madera naturales cuyo precio ronda los 60 €/m lineal. Por otra parte, las encimeras de granito y cuarzo cuestan alrededor de los 150 €/m lineal. Y finalmente, las de Neolith, cuestan unos 320 €/m lineal. Vale la pena acotar que tanto el grosor de la encimera, como su tipo de canto y la calidad que se escoja de la misma, pueden hacer variar estos precios.

Cambiar los electrodomésticos

Es bastante común cambiar los electrodomésticos cuando las necesidades estéticas y funcionales han sido renovadas. Los precios de los mismos fluctúan en conformidad al modelo y a la marca. El presupuesto orientativo para la reforma de la cocina que incluye el montaje e instalación de los mismos, ronda entre 1000€ y 3000 €.

Renovar los muebles de la cocina

En este aspecto, la variedad de diseños es enorme. Existe infinidad de modelos, materiales, colores y acabados en el mercado. Por ello, a la hora de elegir los muebles de cocina, es sumamente importante asegurarse de que los mismos aprovechen bien el espacio.

De igual modo se debe considerar que dichos muebles lleven en su interior elementos separadores, como organizadores, o bandejas giratorias, pues con esto se conseguirá optimizar todo el espacio de almacenamiento que ofrecen.

Ahora bien, amueblar una cocina con muebles laminados no es lo mismo que con PVC o madera maciza, aquí el precio puede oscilar bastante según las preferencias.

Reforma de las instalaciones

Si tu cocina tiene entre 15 y 20 años de haber sido construida, la norma general dicta que la instalación eléctrica y la fontanería debe ser renovada. Por supuesto, al realizar este tipo de reforma es necesario tener en cuenta la normativa vigente, donde es obligatorio guardar una distancia determina entre los diferentes puntos de luz y a utilizar materiales homologados.

En las renovaciones de fontanería, la normativa dicta que las viejas tuberías de plomo deben ser remplazadas por tubos de cobre o PVC.

Ahora bien, renovar la instalación eléctrica de una cocina, modificando su recorrido, cuesta en promedio unos 1000 €. Cambiar las tuberías sin modificar el recorrido cuesta alrededor de unos 500 €.

Renovar revestimientos y pavimentos

Por otra parte, cambiar todos los revestimientos, incluyendo suelos y paredes con un material porcelánico de excelente calidad puede llegar a costar unos 3.000 €. Mientras que poner un suelo laminado hidrófugo, de alta resistencia al desgaste, costará alrededor de unos 300 €.